jueves, 23 de mayo de 2013

La pócima de las ausencias

La pócima de las ausencias es un cuento que busca acercar la realidad de la epilepsia al público infantil. La autora de esta publicación es la neuropediatra Patricia Smeyers del Hospital Universitari i Politècnic La Fe de Valencia y se presentó en el año 2011 con motivo del Día Nacional de la Epilepsia

Editada por UCB Pharma “La Pócima de las Ausencias” acabar con los falsos mitos que rodean la enfermedad y disminuir la carga negativa que pueda tener esta enfermedad a oídos de los más pequeños, del propio niño que la tenga y de sus padres y familiares.

Ochos niños son los protagonistas de este cuento, quienes junto a personajes como el “Doctor Neuro” o el “Mago Electron” tratan de mostrar los aspectos que pueden influir en su día a día y como con un tratamiento adecuado los niños con epilepsia pueden llevar una vida con normalidad.

Según Patricia Smeyers “el niño al que se le diagnostica epilepsia muchas veces no entiende qué es lo que tiene y por qué tiene que tomar medicación. También está asustado porque piensa que si tiene una crisis delante de sus compañeros podría perder a sus amigos que quizás no quieran estar más en su compañía y se siente diferente”. Es por ello que publicaciones como esta son fundamentales para sensibilizar a los niños de realidades que están a nuestro alrededor.

En nuestro país, unas 400.000 personas sufren esta enfermedad, y cada año se suman cerca de 20.000 nuevos casos, de los que el 80% son diagnosticados en niños menores de 12 años. El diagnóstico de una epilepsia infantil produce un cambio en la estructura familiar ya que la atención se centra en ese hijo, se producen cambios de hábitos, horarios, de relación con otros familiares y amigos… Un niño con epilepsia tiene que hacer una vida normal, el control será por su medicación y por el apoyo de la familia más cercana, que debe tratar de no sobreproteger al niño y preocuparse porque su entorno sea favorable. Otros familiares y profesores han de estar informados de la situación para poder estar preparados frente a una crisis del niño. Y sus amigos deben estar informados para que no se produzcan miedos o rechazos.

Más información

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada