lunes, 1 de octubre de 2012

Palabras de caramelo

Gonzalo Moure tienen una sensibilidad especial a la hora de escribir. Y es que para él hay una gran diferencia entre escribir y escrivivir. Recogiendo sus palabras “es posible escribir por cálculo y triunfar, y hay cientos de ejemplos magníficos. Incluso obras de encargo han sido luego libros casi canónicos. Y al contrario, muchos libros escritos desde el corazón, desde la autenticidad, son muy malos.” El habla del godo de vivir lo que se escribe, de que los personajes tomen la palabra y sean los verdaderos protagonistas, de “juntos podamos saber cómo hacerle frente, cómo hacer que la vida tenga sentido”. 

Y estas palabras que él manifiesta se presentan en cada uno de los libros que él escribe. Palabras de caramelo no es el primero que escribe sobre un personaje con discapacidad. El es una persona atenta a las necesidades que tiene a su alrededor por lo que plasma en sus libros todas las sensaciones que percibe por medio de sus personajes. 

Hoy, en el Día Internacional de la Sordera quiero señalar aquí Palabras de Caramelo

El protagonista es Kori, un niño de ocho años sordomudo que vive en un asentamiento saharaui. La única persona de su comunidad que le comprende es su maestra que es quien le enseña a leer y a escribir. Desde entonces a Kori siempre le acompaña un cuaderno para recoger las impresiones y pensamientos que cree reconocer en los movimientos de los labios su amigo más querido, Caramelo, un camello. Pero él no se da cuenta de que los camellos continuamente están moviendo los labios… El dueño de Caramelo decide sacrificarlo para obtener alimento para la comunidad y Kori se resiste a ello, por lo que se escapa con Caramelo. Un tío de Kori sale en su búsqueda y le hace comprender que por dura que sea la situación debe ser así, por lo que vuelven. Tras su muerte, Kori se retira a una montaña y escribe las palabras que cree que su amigo Caramelo le ha dicho, unas hermosas palabras en forma de poesía que tienen más importancia porque son de su amigo que por lo que dicen en realidad.

La editorial Anaya ha realizado una guía para que este libro pueda ser trabajado con los alumnos y se analicen valores como la amistad, la fidelidad y lealtad, el respeto y el conocimiento de realidades distintas en cuanto a personas con diferentes limitaciones, la aceptación de la realidad o la poesía, que no es un género más elitista sino al alcance de todos

Para que veamos la magnitud que este libro alcanzó, la compañía de títeres María Parrato ha interpretado esta obra por medio de títeres, aquí os dejo un fragmento de la representación: 


Sergio, un niño del CEIP SAN WALABONSO de Niebla Huelva nos habla acerca de este libro:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada