miércoles, 4 de julio de 2012

El papel pintado de amarillo

“El papel pintado de amarillo” de Charlotte Perkins se inspira en un hecho real. La depresión posparto que sufrió ella misma tras el nacimiento de su primera hija. En la actualidad esto es algo más habitual y tratado de la mano de especialistas. En el siglo XIX, época en la que se escribió este cuento se trataba obligando a la madre a guardar reposo total, a evitar compañías o cualquier tipo de actividad física o intelectual, acciones que aumentan cualquier depresión. Algo tan banal como el papel pintado de su habitación, será el precipitante de la ruina mental de la enferma.

En un momento dado decidió ignorar las recomendaciones de los médicos y retomó la escritura y la lectura. Poco a poco ella fue recuperándose, no así su matrimonio.

María Ángeles Naval, que firma el prólogo a esta edición bilingüe de la editorial Contraseña, considera El papel pintado amarillo «un relato de neurosis, de espacio moral obsesivo. Un relato de degeneración, incluso de abyección». Es un bello relato que no deja indiferente a nadie por el realismo de la narración.
Perkins ataca la división tradicional de roles sociales y analiza el tema de la opresión de la mujer en el hogar. Esboza una sociedad utópica hecha a la medida de las mujeres. Una muy buena crítica a todos los convencionalismos sociales de inferioridad de la mujer.

Os dejo unas críticas muy buenas que he encontrado en varios blogs:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada