jueves, 7 de marzo de 2013

El lado bueno de las cosas

Si hablo del libro "Silver Linings Playbook" de Matthew Quick poca gente sabrá a qué me refiero. Pero sin embargo si digo que es el libro en el que se basa la película El lado bueno de las cosas todos sabréis de qué estoy hablando. 

Se relata la historia de Pat, un hombre que sufre trastorno bipolar y que era profesor de historia en un instituto en Filadelfia. Pat sufre un brote tras encontrar a su mujer con su amante al que agrede. Tras ocho meses ingresado en un hospital psiquiátrico está decidido a recuperar su antigua vida, la diferencia es que va a controlar la ira y el positivismo inunda su personalidad. El recuperar su antigua vida incluye a su exmujer y Pat se obsesiona de manera enfermiza por lo que lee compulsivamente libros que ella enseña en el instituto, hacer ejercicio como ella quería.... 

Su rehabilitación no la facilita su familia, en la que la madre es excesivamente protectora, el padre está obsesionado con el futbol americano y las apuestas y el hermano que ha triunfado y que no escatima en alabarse a sí mismo delante de su familia.

Con todo este panorama, Pat conoce a Tiffanny que ha enviudado y es una mujer algo marginada en el barrio porque tras perder a su marido se convirtió en una ninfómana. La relación entre los dos avanza aunque cada uno de ellos sigue con sus propias obsesiones. Algo que no es únicamente exclusivos de personas con enfermedades mentales, sino que todo el mundo en algún momento de su vida tiene episodios de confusión, de obsesión, de tristeza o de euforia. Las personas con un trastorno bipolar deben seguir una medicación adecuada para que exista una estabilidad. 

Nos damos cuenta de que la felicidad puede no residir en lo que creemos en un principio y nos aferramos a ello porque no vemos otra posibilidad, encontrarla no es difícil lo que hay que hacer es tener la actitud positiva ante todo lo que nos rodea, ver todas las cosas buenas y estar atentos porque incluso en las dificultades hay que encontrar lo válido y lo provechoso. 

La película El lado bueno de las cosas está dirigida por David O. Rusell quien reescribió el guión de la cinta al menos 20 veces en cinco años. Era la persona adecuada para llevar al cine este libro ya que su propio hijo es bipolar y padece un trastorno obsesivo-compulsivo. Se estrenó en el Festival Internacional de Toronto de 2012 donde consiguió el Premio del público a la Mejor película. Ha sido una película galardonada en varias ocasiones destacando el de actriz protagonista a Jennifer Lawrence quien ha conseguido el Oscar, el Globo de Oro y el Sag Award a la mejor actriz este año.

Más información:
Trailer de la película


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada