lunes, 25 de enero de 2016

Abierto toda la noche

A David Trueba se le conoce principalmente por su faceta de guionista y director, pero aquí vamos a destacar la faceta como novelista. Su primera novela es “Abierto toda la noche” editada en Anagrama en 1995.

Abierto toda la noche es una novela coral protagonizada por una familia, en la década de los 80, y el resto de personajes que se relacionan con ella. Una novela llena de enredos, donde cada protagonista es cada vez más peculiar, y se ven envueltos en situaciones disparatadas y cómicas.

El matrimonio Belitre se muda a una casa más amplia. Los seis hijos, cada uno con unas características propias y muy bien dibujadas, y cada uno más estrambótico que el otro. Felisín, el mayor, recién llegado de París con su mujer Nicole para su presentación ante la familia. Basilio, poco agraciado y acomplejado por su aspecto físico y por el trato cruel al que le somete el resto del mundo pero que tiene un gran talento con el dibujo. Basilio comienza una terapia con Tristán un psiquiatra que se instala en una tienda de campaña en el patio de la casa. Nacho guapo y seductor, trata a las chicas como más le place sin pensar en las consecuencias. Gaspar, con vocación de escritor, es enamoradizo, bohemio y culto gracias en parte a sus conversaciones con la abuela. Matías, con síndrome de Latimer por la que ha estado internado en un hospital hasta que la familia considera que su único tratamiento debería ser el cariño de los suyos y el pequeño Lucas de 9 años que llega a resultar bastante impertinente en su afán por llamar la atención. Además se une un abuelo con demencia senil.

El amor, el desamor, la amistad, la superación…. Son sensaciones que experimentan cada uno de los miembros de la familia, y a pesar de los enfrentamientos y roces propios de la convivencia entre tres generaciones, nos muestran la unión y apoyo familiar. Aceptarse tal cual uno es y vivir cada uno su vida de la mejor manera posible.

Lee otras críticas:





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada