martes, 1 de marzo de 2016

El rastro brillante del caracol

La última obra de Gemma Lienas es un libro destinado a niños a partir de unos 13 años: El rastro brillante del caracol.

Sam y Martina son dos adolescentes que serán envueltos en una trama de ciberacoso. Sam tiene 16 años y síndrome de Asperger. Su vida es como la de cualquier otro chico de dieciséis años: va a clase, practica un deporte, pasa sus ratos libres delante del ordenador… pero tiene problemas en el momento de relacionarse con los demás. Un día conoce a Martina en la biblioteca y decide salir de su zona de confort e intentar hablar con ella, tarea que no le resultará nada fácil por la interpretación que hace tanto de los comentarios como de las reacciones o actitudes de las personas. Martina es impulsiva y, como cualquier otra adolescente, curiosa hacia el mundo de las relaciones sociales en internet y un poco inocente. Esta personalidad la llevará a aceptar una amistad en Facebook que no será de las más recomendables. En la tarea de desenmascarar al acosador, Sam le prestará su ayuda.

La autora conoce de cerca el síndrome de Asperger  y ha sabido explicar cómo sienten, piensan y se comportan las personas con este síndrome. Ha sabido acercarnos con habilidad a ellas y que los jóvenes que lean esta novela normalicen de este tipo de discapacidad. La autora lo compara con un caracol por la lentitud de ambos, por lo poco que soportan el contacto físico y por la huella que dejan tras su paso.

Consulta otras reseñas:

Blog Madre Reciente
Templo de las mil puertas
Books non stop

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada